ENVIO SIN COSTO PARA COMPRAS SUPERIORES A $9000

 

MARIDAJE DE VINO Y QUESOS


De leche de vaca, oveja o cabra, suaves, picantes o ahumados, tiernos, curados o semicurados, existen tantos quesos como vinos para acompañarlos.
Sus diferentes estilos y sabores son el resultado del uso de distintos tipos de materias primas,  especies de bacterias, variaciones en el tiempo de curación y técnicas específicas de elaboración.
En la actualidad 
Francia e Italia son los países con una mayor gama queso distintivos, con unos 400 tipos aproximadamente de cada uno
De la misma manera sucede con el vino, en nuestro país existe una gran cantidad de variedades de uvas plantadassobre terroir muy variados ubicados desde los 300 metros en Neuquen a los 2300 metros sobre el nivel del mar en los Valles Calchaquies en la provincia de Salta, ofreciendo una diversidad de expresión de cada tipicidad que se puede considerar única.
 
 

Las posibilidades que nos ofrecen los quesos son infinitas, unos lo comen como aperitivo, otros lo prefieren al final de las comidas; sea como sea siempre hay lugar para el queso, la cuestión es cómo acompañarlo.  
Si bien existen reglas establecidas y generalmente aceptadas a la hora de maridar. En la práctica, simplemente se trata de encontrar una combinación que seduzca a los sentidos e invite a continuar la experiencia de la degustación.
No resulta fácil acompañar con el vino adecuado a cada queso, si el vino es suave un queso fuerte puede tapar su sabor, por eso a continuacion vamos a dar algunos tips de maridaje  que consideramos conveniente.
Este detalle original y creativo es una alternativa perfecta para enfriar bebidas y sorprender con una original presentación.

Brie
Un queso blanco enmohecido de cáscara blanca comible. Va muy bien con Syrah, Cabernet Sauvignon, Malbec y vinos genéricos de buen cuerpo. Si el brie es maduro, lo acompaña un blanco con buena acidez. 
De cabra
Ideal para comerlo junto a vinos como el Chardonnay, Sauvignon Blanc.
Camembert
Es de corteza blanda y blanca. Ideal para servirlo con tintos jóvenes. Se recomiendan: Tempranillo, Malbec, Pinot Noir, Merlot.
Chedar
Estos quesos quedan bien con tintos jóvenes como el Malbec, Pinot Noir y Merlot.
Fontina
Es de cáscara marrón y muy maduro. Los expertos aconsejan comerlo junto a un Cabernet Sauvignon o Malbec; en ambos casos que tengan buen cuerpo.
Frescos
Cuando decimos frescos hablamos del Mozarella, Ricota o Cotagge. Son de aromas agrios, húmedos y de textura untuosa. Maridan muy bien si van acompañados con un Torrontés riojano o salteños, Viognier, blancos frutados o vinos rosados y frutados jóvenes.
Gouda 
Siempre con un Sauvignon Blanc o Viognier. Merlot o Malbec joven.
Queso azul 
Con tintos de crianza y guarda. Cabernet Sauvingnon, Syrah, Malbec son aconsejables. También acompañan muy bien los espumosos dulces.
Parmesano
El queso Parmesano marida bien con los tintos jóvenes o con los blancos suaves.
Gruyere
Este queso se complementa con el vino blanco semidulce.

Recorda que lo más importante es siempre comer y beber lo que te gusta, ese es el mejor consejo, ya que existen diversas variedades de quesos y vinos. Vos ¿qué combinación harías?